En Cuba besábamos para comunicarnos, allí un beso no es un contrato sellado, es un camino al entendimiento.
Se besa todo el mundo con todo el mundo, padres con hijos, amigas y amigos. El más escaso de todos los beso es el de dos amigos hombres, símbolo de cariño profundo y pacto siciliano a la cubana.

Responder