Saltar al contenido

NO TENGO

17 de enero de 2021

Cuando me veo y toco,
yo, Yuniesky sin Nada no más ayer,
y hoy Yuniesky sin Nada,
todavía sin Nada,
vuelvo los ojos, miro,
me veo y toco
y me pregunto cómo ha podido ser.

Tengo, vamos a ver,
tengo el gusto de andar por mi país,
pero solo si pago en MLC,
y ni acercarme puedo a lo que antes
no tuve ni hoy ni mañana voy a tener.
hotel puedo decir,
cayos puedo decir,
campos de golf puedo decir,
diversión decir,
olvidados para siempre, ni míos, ni tuyos, menos nuestros,
y una jodida ira que me envuelve
de robo, mentira, dolor.

Tengo, vamos a ver,
tengo la paciencia de ir
yo, campesino, obrero, gente simple,
tengo la paciencia de ir
(es un ejemplo)
a un banco y después de las horas de cola, si hablo con el administrador,
me dirá que no puedo recibir
los mismos dólares que deposité hace un tiempo
y no poder cagarme en su madre, como se hace en español.

Tengo, vamos a ver,
que siendo un negro
cualquier policía (también negro)  me puede detener
en la calle, en la cola o en el parqueo
O bien en la entrada sin puerta de mi casa sin agua ni luz en el llega y pon,
e insultarme para que yo le dé el carné,
un carné que dice que soy oriental,
y en tren me manda a Santiago porque en la capital de los cubanos yo no puedo estar.

Tengo, vamos a ver,
una calle llena de esbirros
que se alegran de encerrarme en un cuartel,
y me muelen a palos en la esquina si comparto en Facebook lo singao
que es Diaz Canel.
Tengo que para no tener, no tengo ni la tierra, ni tengo el mar,
ni medicinas, ni viandas
ni puerco, ni pescado
ni leche, ni pan,
vivo de tristeza en tristeza y cola en cola,
solo me queda cruzar centroamerica o también arriesgar mi cabrona vida de mierda
y en fin, lanzarme al mar.

Tengo, vamos a ver,
que en el Granma aprendí a leer
sus burdas mentiras, y a contar, con la cabeza gacha,
la factura inmensa de la luz que al estado le tengo que pagar
y la del gas, el agua, la del teléfono,
en fin, se me olvidó reír.
Tengo que por no tener nada ya ni tengo
donde trabajar
y ganar
lo que me tengo que comer.
Tengo, vamos a ver, que si no me lanzo a gritar, a exigir o a pintar carteles
tengo lo que tenía que tener.